¿ Cómo somos los franceses ? 3/4

¿ Cómo somos los franceses ? 3/4

Mi objetivo no es que estas entradas le quiten las ganas de negociar con los franceses. Pero nunca viene mal familiarizarse con la mentalidad de un futuro socio, proveedor o cliente. Por ello seguimos con las ocurrencias destacadas por Philippe Bloch como rasgos del carácter francés.

Il est bien gentil – Es muy buena persona… (entiéndase: es un idiota)

legomaloEs cierto que la expresión francesa “il est bien gentil” tiene casi siempre una connotación peyorativa. Para Bloch, esta forma de insulto disimulado es la marca del mal genio francés: mal humor permanente, arrogancia y desprecio. La cena de los idiotas es un ejemplo perfecto de este comportamiento curioso: mire cómo tratan los protagonistas a la gente buena que tiene una pasión. Para nosotros también, el mundo de Amélie es una ficción. Si alguna vez ha estado en un metro parisino, le habrá llamado la atención la cara gris y malhumorada que ponen casi todos. Y si se ha subido a un taxi, probablemente no le haya resultado muy grata la experiencia.
Cuando trata con franceses, si se portan mal con usted, no lo tome personalmente. Aunque, claro, tiene todo el derecho del mundo a tomarlo a mal. Pero piense que esta actitud no forzosamente tiene que ver con usted.

Eso no va a funcionar

Philippe Bloch denuncia que la primera reacción a todo proyecto es esa expresión: “no va a funcionar”, y que con el tiempo la vamos asimilando tanto que acabamos con miedo a tomar cualquier iniciativa, por miedo al fracaso, y más aún a la reacción de nuestros conocidos. Dudamos de nosotros, de los demás y de las posibilidades de hacer algo. Para Bloch, las personas que usan esa muletilla del “no va a funcionar” son las mismas que suelen repetir “el problema es que…” (véase la primera entrada de esta serie) y “siempre hicimos así” (véase la entrada siguiente). Son personas tóxicas que debemos esforzarnos por evitar.
Cuando trata con franceses, si nota este comportamiento, quizá le venga mejor a usted buscarse otro socio, otro proveedor u otro cliente. Los hay, no se preocupe.

En ese país…

En una charla que tuve la oportunidad de presenciar, el conferencista completaba la expresión de la siguiente manera: “en ese país de mierda dirigido por unos capullos”. Sí, tal cual. Con una palabra más fuerte aún que capullo, que usted hallará sin esfuerzo (no domino las variantes de todos los países hispanohablantes en la materia).
Observa Bloch que el llamado french bashing se ha vuelto deporte nacional (aunque no hayamos llevado el esfuerzo hasta inventarle un nombre francés) ; es cierto que se observa en todos los niveles y para todo tipo de tema. Nos enseña la Historia que fuimos un gran país ; ¿ realmente habremos venido tanto a menos ? O ¿ será una forma de conjurar la mala suerte ?
Cuando trata con franceses, evite darles la oportunidad de lanzarse a listar la retahíla de engendros negativos de nuestro país. Sólo degradará el ambiente y les pondrá de mal humor.

Próxima y última entrada: En el extranjero ; Antes todo era mejor ; Siempre hicimos así

Entradas anteriores:
Bon courage ! – ¡ Ánimo ! La fuerza negativa del “pequeño” ; El problema es que…
Ojalá no me pase nada ; Ce sera tout ? – ¿ Nada más ? ; ¡ Que llegue pronto la jubilación !



Deja un comentario